El Congreso de la CDMX tipifica como delito las terapias de conversión sexual.

Foto: Alexis D. Segura.

Con 49 votos a favor, 9 en contra y 5 abstenciones, el Congreso de la Ciudad de México aprobó la Ley contra los Esfuerzos para Corregir la Orientación Sexual o la Identidad de Género (ECOSIG).

Estás reformas al Código Penal tipifican como delito las terapias de conversión que atenten contra el libre desarrollo de la personalidad e identidad sexual.

Se sancionará con hasta 5 años de prisión a quien “imparta u obligue a otro a recibir una terapia de conversión se le impondrán de dos a cinco años de prisión y de cincuenta a cien horas de trabajo en favor de la comunidad”.