¿Haces home office? Ahora tus jefes tendrán que pagarte el internet.

De acuerdo a la reforma que fue avalada en la Cámara de Diputados, el patrón deberá asumir los costos derivados del teletrabajo o Home Office, es decir, el pago de servicios de telecomunicación (internet) y la parte proporcional de electricidad, así como otros insumos.

“Se considerará teletrabajo o home office a las labores en instalaciones fuera de la empresa o centro de trabajo, que utilicen nuevas tecnologías de información y comunicación.”

Las reformas a la Ley Federal del Trabajo también establecen que se deberán respetar datos personales, derecho a la desconexión y a la intimidad de los trabajadores.

Ahora será remitido al Senado para ser analizada y, en su caso, ser aprobada y publicada la reforma.