Se busca a Igor Yarislav González por presunto feminicidio en México y Chile.

Una vez mas la realidad supera la ficción de cualquier película de suspenso, terror o incluso asesinos seriales.

Fue el pasado 23 de diciembre, que a través de redes sociales se viralizo en Chile el lamentable desenlace de la búsqueda por la desaparición de Maria Isabel Pavez, una joven Chilena de 22 años quien fue encontrada sin vida al interior del departamento de su “ex pareja” Igor Yarislav González de nacionalidad Mexicana.

Según la información de medios de comunicación Chilenos, la joven fue reportada por su madre desde el día 21 de diciembre, indicando que su hija salió de su casa el 17 de diciembre para encontrarse con Igor González y que volvería al día siguiente. Sin embargo, la estudiante de obstetricia nunca regresó.

La investigación del caso señala que ambos tuvieron una relación amorosa de siete años la cual según indica la madre de la víctima, había terminado en buenos términos por lo que su hija continuaba en contacto con Igor.

El sujeto fue identificado como un joven mexicano, fanático del animé, que tenia un estilo “visual kei”, y que vivía en un departamento compartido en el centro de Santiago. Además uno de los periódicos de la capital chilena, aseguró que su ingreso al país fue de forma irregular por lo que no se tiene certeza de su identidad.

En este punto y gracias a las fotografías difundidas en redes sociales, la hermana de la víctima Brenda Pavez, relató que una mujer mexicana la contactó para informarle que el sujeto es igual a una persona que es buscado, pero con distinto nombre Carlos Humberto Mendez Gonzalez, compartiendole también una noticia.

Dicha historia se remonta hacia abril del año 2009 en Aguascalientes, cuando fue encontrado el cuerpo sin vida de la joven Iztel Barraza de 17 años de edad, en el departamento de su novio.

La hermana de la víctima en Chile tuvo contacto con los padres de Itzel Barraza en México con los cuales pudieron comparar las características de la persona, concluyendo que los rasgos concuerdan, ya que ambos tienen aún el mismo estilo, miden 1.60 aproximadamente, tiene uno de sus ojos con problemas de cataratas y un tatuaje de cruz en su muñeca.

El modus operandi también tiene similitudes, ya que ambas jóvenes fueron encontradas sin vida en el departamento donde vivía el sujeto, con varias heridas corto punzante.

En estos momentos la policía de Interpol en Chile ya cuenta con todos los antecedentes del caso en ambos países y se encuentra con orden de aprehensión.

Por su parte la familia de Itzel Barraza en México, también se han movilizado a través de redes sociales para que el caso se reactive y logren tener justicia.