El influencer Juan de Dios Pantoja es hospitalizado por enfrentar al acosador de su esposa.

Juan de Dios Pantoja es un youtuber con más de 10 millones de seguidores que ha causado polémica por provocar una pelea en contra del acosador de su esposa, la también youtuber Kimberly Loaiza, a su pequeña hija y a su prima, Mont Pantoja. Él ha sido apodado como “el acosador de los tik tokers”.

La pelea en la que participó en contra del tik toker Augusto Hernández, hizo que fuera operado e internado en un hospital, debido a una fractura en sus nudillos de la mano derecha. Sin embargo, el mexicano afirmó que el hombre “le suplicó” para que no le hiciera daño y que su mánager le recomendó no pegarle en partes del cuerpo visibles por lo que dice que no lo golpeó tan fuerte, ya que el hombre estaba arrepentido y en el momento cuando le dió en un lado del pómulo, éste empezó a “convulsionarse”.

“Seguramente se dieron cuenta que en cuanto me bajé del carro, ese señor empezó a suplicar”.

@jdpantoja

Responder a @tamarahernandez458 🙏🏻

♬ sonido original – JD Pantoja 🇲🇽

“No te enciendes así, yo no me quise pasar, porque lo ví suplicando tanto, que pues no quise pegarle en lugares que fueran muy notorios, a parte de que mi mánager me dijo que recomendaba no darle en la cara, mejor en el cuerpo porque luego lo iban a aprovechar para demandarme y sacarme dinero”.

Después de estas declaraciones, diversos influencers y tik tokers mostraron apoyo para Juan de Dios, en donde los más destacados son Daniela Alfaro, Alex Casas, Ricky Arenal y Brianda Deyanara.

Mientras Juan de Dios daba su versión de la historia, Augusto Hernández estaba declarando su punto de vista a través de la plataforma de Tik Tok.

“No voy a llorar porque como se lo dije ahí, merezco esto por ser un mal padre y él muy bien por defender a su familia y no voy a chillar, no los voy a engañar”.

“No los voy a engañar, sí pasó lo que tenía que pasar, aquí están los golpes. No es fake” (…) la mano con la que está enyesado Juan de Dios no es con la que me pegó, es con la otra, pero de todas maneras sí fue real. Ahí está”.

A pesar de estar en el proceso de curarse, el influencer de 25 años, volvió a enfrentarlo por medio de las redes, comentando que tiene planes de volver a verlo en un par de meses.

“Si yo me recupero de esto, que van a ser unos meses y nos metemos a un ring, en un gimnasio o algo y el señor con abogados me firma de que no va a andar llorando por cualquier daño, no me va a demandar… la película va a cambiar totalmente porque yo le voy a dar como se lo merecía y sin miedo”.