Estado obligado a indemnizar a familiares víctimas de feminicidio por deuda histórica: Diputada del Congreso de la CDMX

Con el propósito de incorporar un nuevo sistema de responsabilidad en la ciudad (conocido como Pago de Deuda), en donde se incluya al poder legislativo, ejecutivo y judicial, la diputada del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Gabriela Quiroga Anguiano, anunció que presentará ante el Congreso capitalino, una serie de reformas con el objetivo de rehabilitar e indemnizar a víctimas indirectas del delito de feminicidio.

Manifestó que esta iniciativa busca indemnizar por irregularidades y errores que hayan cometido las autoridades de procuración y administración de justicia, al investigar y sancionar el delito de feminicidio, así como en el cumplimiento de medidas de protección a favor de las víctimas

La diputada local explicó que tras la imparable ola de violencia que se vive contra las mujeres, la preocupante cifra de impunidad que acompaña a estos delitos, y la dilación legislativa que existe en México es una deuda histórica por parte el Estado que lo obliga a tomar medidas especializadas de carácter legislativo y operativo, para que se castiguen estos hechos y se sancione a los funcionarios públicos que sean responsables de que las víctimas no tengan acceso a la justicia de manera oportuna.

«La Ciudad de México debe reconocer la deuda histórica que se tiene con las mujeres víctimas de violencia y sobre todo hay que empezar a pagarla, comenzando a romper el pacto patriarcal, ese pacto que el presidente Andrés Manuel de manera insensible e irresponsable declaró no conocer hasta hace poco”

En el marco del “Día de la Mujer”, Quiroga Anguiano señaló que este pacto patriarcal se tiene que romper desde el propio pacto social que es la Constitución de la Ciudad, por ello proponemos que la constitución reconozca al feminicidio como una de las formas de violencia más extremas, crueles, brutales e inhumanas contra las mujeres, pues es la realidad que vivimos.

Recordó los lamentables casos de feminicidios ocurridos en la Ciudad de México, como el de Lesvy Osorio, quien fue ahorcada por su novio, Daniela Ramírez, que fue raptada por un taxista mientras pedía ayuda a un amigo vía WhatsApp, María de Jesús o «Marichuy», quien fue lanzada desde un quinto piso por un profesor del Instituto Politécnico Nacional (IPN), la joven Yesica Celene, que fue asesinada por su ex pareja en una tienda de zapatos en Reforma 222, y los ya conocidos casos de Abril Pérez Sagón, Ingrid Escamilla y la niña Fátima Cecilia, en donde ha sido un calvario para sus familiares tener acceso a la justicia e incluso la mayoría siguen impunes.

Por ello, Quiroga Anguiano, dijo que esta iniciativa va más allá de una reparación económica, y es un Pago de Deuda que busca incorporar un nuevo sistema de responsabilidad más amplio que permita indemnizar de manera integral a las víctimas indirectas de feminicidio, por el daño causado por cualquiera de las autoridades de los tres poderes públicos, ya sea ejecutivo, legislativo y judicial. Por lo que las modificaciones que propondrá en la Constitución Política de la CDMX para la indemnización de las víctimas de feminicidios como son hijos, madres, abuelas y familiares, es que se inicien investigaciones de oficio en contra de aquellas servidoras o servidores públicos de cualquier nivel, que estén implicados en retrasar injustificadamente acceso a la justicia, y en su caso, aplicar las sanciones correspondientes.

“Para que tengan lugar situaciones de violencia de género, debe haber un sistema que las esté sosteniendo. Las respuestas ineficientes y las actitudes indiferentes documentadas en cuanto a la investigación de delitos contra las mujeres, parecen ser el resultado de que se haya perpetuado la violencia contra nosotras”

Además, detalló que se propone establecer medidas de rehabilitación permanentes para las víctimas indirectas como atención médica, psicológica o psiquiátrica gratuita, de forma inmediata, adecuada y efectiva, a través de las instituciones de salud correspondientes.

Gabriela Quiroga, explicó que también se busca que el sistema educativo local fomente la perspectiva de género y la erradicación de la cultura de discriminación contra las mujeres, ya que la escuela es uno de los contextos de socialización más importantes en donde las niñas y niños adquieren el mayor aprendizaje.

Resaltó que la iniciativa establece que se reconozcan los derechos de las víctimas indirectas de violaciones a derechos humanos o de la comisión de delitos, así como sentar las bases de uno nuevo sistema de responsabilidad patrimonial de la ciudad que permita la indemnización de estas personas.

“Con estas reformas se da un gran paso para que el Estado reconozca la gran deuda que tiene con las mujeres”, concluyó.