Veganos proponen desaparecer las galletas de animalitos por “incentivar el maltrato animal”.

Foto: Especial.

Las inocentes galletas de animalitos pueden tener la forma de un tigre, una jirafa, un oso o un elefante, por lo que ha sido uno de los postres favoritos de pequeños y grandes. Estas galletas de sabor vainilla se han puesto en discusión debido a que un grupo de activistas veganos de origen francés pidieron restringirlas y desaparecerlas de la venta.

La ONG de nombre ‘Vegan Society’ es la principal élite en asegurar que dichas galletas “provocan malas conductas a los niños al hacerles creer que son superiores al resto de los animales y seres vivos” incentivando la prepotencia de los humanos al reino animal.

“El consumo de galletas de animales reitera a los niños su acceso privilegiado al mundo natural y a todos los animales, ya que los convierte en subordinados. Al poder ‘recolectar’ animales, manipularlos y comerlos, se resaltan las nociones de supremacía humana sobre otras especies” afirmó la profesora en sociología de la Universidad de Monmouth, la eco-feminista estadounidense Corey Lee Wrenn.

Ositos y gusanos de goma en peligro de extinción

La ONG que tiene el propósito de “impulsar el estilo de vida vegano” no tiene la intención de prohibir los ingredientes sino la forma de las galletas, además de ositos y gusanos de goma.

¿Tomarán medidas más fuertes?

No es la primera vez en que Francia se encuentra en las reglas y normativas veganas y ecológicas, ya que hace unos cuantos meses el grupo social PETA (Personal por el Trato Ético de los Animales) también propuso prohibir completamente la producción y distribución de una marca de galletas en forma de animales enjaulados.