Stalker de Taylor Swift irrumpe en su departamento de Nueva York y es arrestado.

Un hombre fue sorprendido invadiendo el lujoso edificio de la cantante después de hacerse pasar por su “amigo”.

El sábado 17 de abril, la policía reportó un allanamiento de morada en el departamento de Taylor Swift ubicado en Nueva York. Las autoridades identificaron al acosador como Hanks Johnson, un hombre de 52 años que logró entrar a la propiedad de Swift alrededor de las 9 de la noche.

Momentos antes, el jefe de seguridad James McNelis de la cantante de 31 años, encontró a Hanks en el vestíbulo de Taylor que se encuentra dentro de su hogar. Después, el oficial le preguntó quién era y por qué se encontraba ahí. El acosador contestó “Estoy aquí para ver a Taylor, ella sabe que estoy aquí. Somos amigos”. Sin embargo, el hombre de 52 años no logró convencer al oficial, por lo que llamaron a emergencias para acudir a su casa por más refuerzos.

McNelis confirmó que la intérprete de ‘Love Story’ no invitó a Hanks Johnson y que no tenía permiso de irrumpir en su propiedad. Asimismo, el oficial levantó una denuncia para declarar que el ‘fan de la cantante’ se le ha visto por lo menos “5 veces en 6 meses” tocando el timbre e intentando entrar al edificio de Swift. 

Además, éste le explicó directamente que no podía estar fuera de la entrada y que no es “bienvenido en el edificio”. Luego de que lo arrestaran, se supo que Hanks ya había estado involucrado en el delito de allanamiento de morada en octubre de 2019.

Por ahora se desconoce si Taylor Swift se encontraba en su apartamento de Manhattan, por lo tanto, ella podría encontrarse bien, pues con este tweet que publicó horas después del incidente se asume que estaba en el estudio de grabación “todo el día”, ya que está re-grabando su álbum 1989 para obtener los derechos y regalías de éste, debido a que la disquera Big Machine Records no se lo permitió. 

¿No es la primera vez que ‘fans’ invaden la propiedad de Swift?

Desafortunadamente, la intérprete de ‘Shake It Off’ se ha visto envuelta en este tipo de situaciones, como en marzo de 2019, donde un hombre llamado Roger Alvarado fue detenido por segunda vez consecutiva, con motivo de una orden de restricción solicitada por Taylor a las autoridades. A pesar de esto, Alvarado rompió una ventana que daba hacia el loft, mientras que la cantante estaba afuera.

Cuatro meses después, un sujeto de 32 años fue arrestado por robar frente a la residencia de la compositora en un complejo turístico de Rhode Island.