Chilena víctima de violencia intrafamiliar en México pide ayuda para volver a su país.

María José Ávila Reyes, de nacionalidad chilena, llegó a Merida, Yucatán para vivir con Fernando su esposo, pero con el tiempo, su vida fue transformándose en una pesadilla.

La chilena se cansó de ser víctima de violencia intrafamiliar, decidió buscar ayuda después de que su esposo fuera recluido por el delito de fraude. El 21 de junio obtuvo una medida de protección por el Juzgado Tercero de Oralidad Familiar, quien ordenó la salida inmediata del agresor del domicilio conyugal, el reingreso de la mujer y sus hijos a la casa, la custodia de los hijos a la mamá y la suspensión temporal del régimen de convivencia al señor.

En entrevista con canal 13 de Chile, comentó que él lleno de cámaras la casa, también indicó que él solamente tenía acceso a ella, y le dijo que era tan poderoso que daba dinero y podía enviar un sicario para quitarle a sus hijos.

El pasado 22 julio su esposo llegó con un cerrajero para entrar al domicilio del cual se llevó su motocicleta, la mujer al verse en riesgo, debido a la restricción que tenía él para acercarse llamó al 911, y a sus abogados.

Los policías no detuvieron a Fernando, pese a que los abogados les enseñaron la orden del juez. Ahora María José pide ayuda a las autoridades de México y Chile para poder regresar a su país.