Internos del Reclusorio Norte hornean Rosca de Reyes para comedores populares.

Las personas privadas de la libertad de los centros penitenciarios de la Ciudad de México, este 05 de enero, elaboran la tradicional rosca de reyes, para obsequiar a los Comedores Populares para el Bienestar.

En la elaboración de la rosca de reyes trabajaron más de 30 panaderos de los centros de reclusión de la Subsecretaría de Sistema Penitenciario de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) de la Ciudad de México, y esta vez el producto no fue puesto a la venta, pues se pensó en apoyar a la población más desprotegida. 

El objetivo de este regalo de las personas privadas de la libertad, fue el de dibujar una sonrisa en los rostros de las personas que más lo necesitan, quienes se encuentran en grupos vulnerables, como los adultos mayores, madres solteras o personas de escasos recursos, entre otros, lo anterior, a través del Programa de Comedores Populares para el Bienestar de la Secretaría de Inclusión y Bienestar Social de la Ciudad de México. 

La elaboración de los panes y los empaques también hechos por personas privadas de la libertad, es parte de actividades de capacitación para el trabajo en el taller de serigrafía del Reclusorio Preventivo Varonil Norte; cabe señalar que el diseño del empaque fue seleccionado después de una convocatoria para elegir la mejor imagen de los Reyes Magos entre la población penitenciaria. 

Con la capacitación para el trabajo y las actividades laborales, las personas privadas de la libertad crean una fuente de ingresos mediante el autoempleo, elaborando y comercializando de pan de temporada, bajo la marca institucional Hazme Valer Productos Penitenciarios, además pueden realizar cursos de perfilamiento en preparación de alimentos.

La elaboración de los alimentos se realiza con las medidas sanitarias emitidas para la prevención de contagios del Virus Sars Cov-2, como son el uso de cubrebocas, la sana distancia, los puntos de lavado de manos y la sanitización de los espacios.