Brigada Animal rescata a un perro encadenado al interior de un vehículo.

Policías de Sector de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) de la Ciudad de México, realizaban recorridos de seguridad y prevención en la colonia Pensil Norte, alcaldía Miguel Hidalgo, cuando una mujer requirió de su apoyo, pues refirió que al interior de un vehículo color blanco, observó a un perro encadenado, visiblemente alterado y que se causaba lesiones al intentar zafarse.

De inmediato, los uniformados acudieron al lugar en la calle Lago Atitlán, donde confirmaron que se trataba de un perro criollo, talla mediana, color blanco con negro, el cual ladraba con insistencia y se veía un poco deshidratado, debido al calor del día y a que las ventanas de la unidad se encontraban cerradas.

Los oficiales, solicitaron la presencia del personal de la Brigada de Vigilancia Animal, para las acciones correspondientes, el rescate y manejo adecuado del canino; en tanto se inició la búsqueda del dueño del automóvil en las calles aledañas y mediante entrevistas con los vecinos del lugar.

En ese momento, un hombre se acercó a los policías y aseguró que tanto el vehículo, como el cachorro eran de su propiedad, por lo que abrió la puerta para que los brigadistas de la BVA hicieran una valoración médica del animal, al que proporcionaron agua y revisaron su cuello para descartar una lesión causada por la cadena.

El hombre de 50 años de edad, fue informado que sería asegurado de forma precautoria, por el posible delito de maltrato animal, fue puesto a disposición, junto con el auto, del agente del Ministerio Público en la Fiscalía de Investigación en Delitos Ambientales y en materia de Protección Urbana.

Luego de la valoración médica de los brigadistas de la BVA, el perrito fue trasladado a una clínica veterinaria en la alcaldía Miguel Hidalgo, en tanto se resuelve la situación jurídica del dueño.