Policía devuelve 30 mil pesos que se utilizarían para la compra de un tanque de oxígeno.

Gracias a la intervención de un oficial adscrito a la Subsecretaría de Control de Tránsito, de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) de la Ciudad de México, quien halló olvidada una mochila que contenía alrededor de 30 mil pesos en efectivo, fueron devueltos a su dueño, luego de olvidarla al interior de un baño público de un mercado ubicado en la colonia Doctores, alcaldía Cuauhtémoc.

El Policía Primero Norberto Sánchez Hernández, realizaba sus funciones de vialidad en la avenida Doctor Río de la Loza, cuando ingresó al área de sanitarios de un mercado, donde encontró una mochila pequeña abandonada en uno de los baños y, al revisar su contenido, se dio cuenta que había una manguera que debería estar conectada a un tanque de oxígeno y en otra de las bolsas, encontró un fajo de billetes.

De inmediato, el oficial comunicó el hallazgo a sus superiores, y en un trabajo coordinado se dieron a la tarea de intentar localizar al dueño de la mochila, por lo que al buscar al interior, encontraron un número telefónico.

El policía llamó e informó la situación a la persona que atendió y se identificó como familiar del dueño de la maleta, de quien proporcionó los datos para su localización. 

De inmediato, los policías contactaron al dueño del bolso, y establecieron un lugar de encuentro para poder entregarle el artículo y todo su contenido.

Al arribar al punto acordado, el ciudadano reconoció plenamente la mochila como de su propiedad, además mencionó la cantidad exacta del efectivo en el interior, entre otras generalidades de lo que había dentro de cada bolsa. 

El joven mencionó, que el dinero lo iba a utilizar para la compra de un tanque de oxígeno para un familiar que se encuentra enfermo y luego de comprobar la propiedad, los uniformados le hicieron unas breves recomendaciones para evitar lo sucedido en sus próximas visitas al Centro Histórico.

Posteriormente, el joven se retiró del lugar, no sin antes agradecer el apoyo de los policías para recuperar sus pertenencias y poder comprar lo que su familiar necesita para procurar su buen estado de salud.