Lo mandan a volar: Por discriminación denuncian los Voladores de Papantla a Arath de la Torre por comercial de Moneyman

Luego de que se generara una polémica en contra del comercial de la empresa financiera Moneyman en el que el conductor del programa ‘Hoy’ Arath de la Torre protagonizara una referencia racista a los voladores de Papantla, por fin los danzantes y voladores de distintas regiones alzaron la voz y denunciaron esta acción ante la Fiscalía General de Justicia (FGJ).

“¿Sabes qué tienen en común el número de vueltas que dan los Voladores de Papantla y tu primer préstamo con MoneyMan? Que ambos te generan cero interés” expresa de la Torre en el comercial.

Momentos después, una cifra que se refiere a la oferta de interés literalmente aplasta a un volador mientras éste toca la flauta.

Representantes de Voladores tanto de Michoacán, Puebla, San Luis Potosí y por supuesto de Veracruz, declararon en el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), la Unión de Danzantes y Voladores y el Consejo de la Ceremonia Ritual de los Voladores, que el comercial infringió los derechos étnicoculturales del ritual y de los participantes, por lo que exigen una disculpa pública y remuneración económica hacia Arath de la Torre y Moneyman. 

En la rueda de prensa que se dio esta semana por Chimalli Derechos Culturales y el  presidente del Consejo para la Protección y Preservación de la Ceremonia Ritual de Voladores Emilio Francisco Dorantes, declararon que la disculpa pública debe de alcanzar la misma viralización que el comercial. Además, agregaron que la solicitud para que la empresa financiera remunere económicamente los daños y perjuicios, se utilizará para la implementación del Plan de Salvaguarda del Ritual, con el objetivo de preservar y transmitir las tradiciones y costumbres sagradas de los Voladores de Papantla.

La voladora de Puebla Jacinta Hernández consideró que Arath de la Torre no leyó el guión del comercial del que promocionaba. 

“Eso habla de una falta de cultura del actor y la empresa… Exigimos que tanto la empresa como el actor sean demandados económicamente para que reparen el daño, la humillación porque es una ofensa a los compañeros danzantes y voladores”.