El Metro inicia operativo “Cero Pirotecnia”.

En esta temporada decembrina, el Metro exhorta al público usuario a no transportar objetos pirotécnicos durante su viaje por la red, ya que este tipo de objetos, por sus características, representan riesgos para la integridad de quienes los portan, así como para las personas que se encuentran alrededor.

En ese marco, desde el pasado 16 de diciembre, el área de seguridad institucional del organismo inició el operativo “Cero Pirotecnia” para inhibir y detectar su traslado a través de las líneas activas de la red en todas las estaciones del Metro.

Desde el inicio del operativo y a la fecha, se han asegurado 120 kilogramos de pirotecnia, mismos que serán canalizados a las instalaciones del Agrupamiento Fuerza de Tarea «Zorros», de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) de la Ciudad de México.

El operativo tiene énfasis en las estaciones Merced, Candelaria, Jamaica, Indios Verdes, Cuatro Caminos, Pino Suárez, Zócalo-Tenochtitlan, Allende y Bellas Artes, las cuales han sido detectadas como puntos de mayor recurrencia de ingreso de usuarios con pirotecnia.

“Cero Pirotecnia” consiste en acciones de seguridad preventivas, que incluyen la solicitud a los usuarios para permitir que mochilas o bultos voluminosos sean revisados por los oficiales de policía, así como recorridos de vigilancia en pasillos, andenes, zonas de correspondencia y al interior de los trenes.

Las acciones también incluyen el reforzamiento de seguridad en los accesos de las estaciones de las Líneas activas de la red para disuadir el ingreso de personas en estado de ebriedad.

Para ello, se cuenta con la participación de efectivos de las policías Auxiliar y Bancaria e Industrial de la SSC asignados a las labores de resguardo y vigilancia del Metro. Al realizar estas acciones, los policías, así como los vigilantes del organismo identificados con chaleco color naranja, que actuarán en pleno respeto a los derechos humanos.

Los usuarios que detecten a una persona en posesión de pirotecnia al interior de las instalaciones, podrán denunciarlo con los policías o vigilantes adscritos a la estaciones.

Las instalaciones del Metro son zonas de alta seguridad y su objetivo principal es procurar la movilidad de los usuarios bajo los mayores estándares de protección civil.