El origen del Día de San Valentín y Cupido, el protector de los enamorados

Aunque existen diferentes versiones de cómo fue que el nombre de Cupido se convirtió en un ícono del clásico amor que celebra el día del amor y la amistad, su flecha y sus alas nunca pasan de moda, por lo que te presentamos cómo el angelical ser ha ‘flechado’ con puntería (o a veces con una no tan buena) a los enamorados. 

El ángel se encarga de proteger a las parejas y de ser el creador de ellas, para que la paz y el amor tenga un equilibrio en el planeta.

Cupido, quien es en la mitología griega el hijo de la diosa del amor y la belleza (Afrodita), se encontraba una vez en una misión planeada por su madre dirigida en contra de una joven llamada Psique, una chica que tenía una belleza inimaginable, misma que provocó que la diosa sintiera envidia de ella y decidiera que la mejor idea fuera que tuviera una vida miserable al ser flechada y obligada a enamorarse de la criatura más monstruosa y horrible de la faz de la tierra.

Así que en su camino, Cupido estaba por cumplir el atentado, sin embargo, se pinchó por accidente, a causa de las flechas que debían de herir a la hermosa joven. Por lo tanto, el objeto hizo que quedara totalmente cautivado por Psique.

Y fue así como el mismo dios del amor quedó flechado por una simple mortal que tenía un encanto extraordinario. 

Hay versiones que dicen que Cupido hizo que Psique fuera transportada a su futuro palacio para luego ser desposada por él. De hecho, sin siquiera saberlo o al menos conocer quién era su esposo, Psique accedió al acuerdo matrimonial para proteger a su pueblo, porque se anunciaban terribles predicciones sobre ella y su familia. 

Siempre que la visitaba, Cupido nunca permitía que la joven viera su rostro, todo para demostrar que el amor genuino no se debe de cuestionar. No obstante, la curiosidad de la chica cruzó los límites, acción que disgustó al hijo de Afrodita, por lo que optó por  marcharse y alejarse de ella.

Luego de tantas pruebas que Afrodita puso a la joven como llegar al inframundo y esperar su fracaso, Psique fue ayudada por Cupido, pues la última prueba consistía en llevar una caja llena de belleza y hermosura para la diosa del amor, cosa que Psique abrió (después de tantas advertencias de mantenerlo cerrado). Psique estuvo al borde de la muerte por tal situación, hasta que Cupido la salvó e hizo que consiguiera la vida eterna, como los dioses del Olimpo.

De esa manera, según la mitología griega, Cupido es la personificación del amor como una emoción importante, y no sólo romántica, sino que también debe ser considerada y valorada por las amistades y familiares para este 14 de febrero.